Deja volar la Imaginación

domingo, 23 de marzo de 2014

Ideas para las uñas



Diferentes estilos de uñas. Tienes desde unas uñas rosas con rombos, unas uñas más rockeras y unas uñas más sencillas con el  índice que  le da un toque elegante.

Los diferentes colores de esmaltes que he utilizado.

 1 FOTO- Color rosa llamativo y cuando este bien seco coger permanente negro y dibujar lo que tu quieras

2 FOTO- Estas uñas son especialmente para personas rockeras. Muy sencillas de hacer. Solo se necesita un pintauñas negro y uno blanco. Pintamos la capa de abajo de negro y cuando este bien seco cogemos un palillo lo mojamos en el esmalte blanco y ha escribir la palabra que más te guste.


3 FOTO-  Una forma fácil de llevar unas uñas bonitas. Te ara falta bastantes esmaltes. Para la capa de abajo he utilizado un esmalte  rojizo. Y para el pulgar colores como verde claro, naranja , azul, blanco….colores muy veraniegos y que están a la moda .
Las rallas las he hecho con un palillo.

CONSEJO PARA TODAS LAS IDEAS QUE HE DADO: 

Cuando ya se han secado bien las uñas te pasas un esmalte transparente 

 

Atrapasueños

Este finde semana me aburría y decidí hacer un Atrapasueños. He escogido unos colores veraniegos, un verde claro,verde oscuro,rojo,amarillo naranja. También le he añadido mi toque personal poniéndole una bola naranja. Queda muy chulo.

A continuación os pongo la foto del resultado y las instrucciones de como podéis hacer vosotros el vuestro. ;)

sábado, 22 de marzo de 2014

Un poema escrito por mi - El reflejo

El reflejo

Una chica de pelo negro y largo, joven, de unos 25 años una mañana se mira al espejo y ya no logra reconocerse.
¿Quién es esta mujer?
No sabe quién es esa persona que se refleja en el espejo de su cuarto de baño, en ese trozo de cristal.

El rostro que se refleja no es el de una mujer feliz, con la vida resuelta, las ganas de vivir, una visión de futuro, sino el de una mujer que no tiene nada por lo que luchar, piensa que debería rendirse, abandonar.  Lo da todo por perdido.

Pasan los meses y la situación no cambia. La chica está comenzando a aceptar el no reconocerse cuando se mira al espejo y aceptar su nuevo yo, su nueva identidad.

Un día poco soleado, más bien nublado y con previsión de lluvia, se le presentan dos caminos muy opuestos a escoger. Tendrá que tomar una clara decisión sobre su forma de vivir la vida, sólo puede decidir llevar su vida hacia una dirección.

Un camino consiste en seguir sus pasos hacia la misma dirección a la que se dirigía y continuar viendo ese mismo reflejo. Pero también tenía la oportunidad de elegir un camino más difícil pero con resultados muy distintos.

La mujer se plantea escoger la dirección sencilla, continuar con su rutina.

Toma una decisión, analizar si merece la pena su rutina diaria, para poder decidir finalmente que debería hacer consigo misma.

Su rutina consistía en llorar  todas las tardes con la luz apagada, donde nadie la pudiera ver ni juzgar. Ella lloraba por añoranza a lo que quería y perdió. La rutina de desayunar, comer y cenar todos y cada uno  de los días sola. Una rutina de no conseguir que nada salga bien.

En este momento tomo una decisión.  Cogió su espejo, y con todas sus fuerzas lo tiro al suelo y decidió  que nunca más volvería  a ser la mujer de aquel reflejo, que nunca más se plantearía abandonar, darlo todo por perdido. Decidió decir ¡Basta! . Cambiar su vida.

Ahora le toca comprarse un espejo nuevo y ver a una nueva persona. La persona en la que poco a poco se irá convirtiendo